Masaya, la ciudad de las flores

A 27 km de Managua, Masaya es una las mayores ciudades de Nicaragua, un Municipio de unos 157.000 habitantes. La ciudad fue edificada por los conquistadores españoles junto a un gran poblado indígena ya existente, denominado Monimbó. Adquirió el rango de ciudad en 1839 y es conocida como la capital del folklore y las artesanías nicaragüenses, debido a su importante papel como foco de estas expresiones artísticas en toda la región circundante. También se le llama “La ciudad de las Flores, por la costumbre local de mantener los jardines de las casas muy cuidados y decorados.

Su casco urbano resulta interesante porque conserva algunos buenos ejemplos de viviendas de arquitectura colonial, construidos con el clásico tequezal repellado. Cuenta además con un par de iglesias notables, pero sobretodo es un lugar perfecto para comprar todo tipo de artesanías en sus pintorescos y bien surtidos mercados y en los puestos de artesanos de los barrios de Monimbó y San Juan

Para terminar, es una de las ciudades del país donde más fiestas se celebran a lo largo del año, todas muy coloristas.