El Hotel Europeo en Managua, un oasis en medio de la ciudad

La ciudad de Managua se mueve rápida, con el ritmo que ahora corresponde a una gran capital en la que diferentes personas acuden a realizar actividades diversas, como reuniones de trabajo, negocios, cooperación al desarrollo o simplemente turismo.

En este entorno urbano, nos encontramos con el Hotel Europeo gestionado por La Fundación Dianova Nicaragua, que nos ofrece alojarnos en un ambiente bien diferente a otros hoteles de la capital nica.

El enclave de este hotel está en la zona del nuevo centro, en el barrio de Bolonia, sito en una calle bastante tranquila, aunque bien comunicada.

Las habitaciones son de diferentes capacidades pero todas ellas tienen correctas condiciones y todo lo necesario que debe ofrecer un establecimiento de tres estrellas; por ejemplo, es de agradecer la gentileza de la botella de agua mineral cada día o la oportunidad de elegir habitación en planta baja para evitar escaleras.

Llama la atención la agradable decoración en madera al estilo nicaragüense y nada recargada, destacando el espacio común del hotel que es el patio central, que se nos muestra como un pequeño vergel, donde la verde vegetación, la piscina y el comedor techado, están acompañados con el trino de los pájaros.

El ambiente se completa con el tipo de huéspedes que en general eligen este agradable hotel como lugar de trabajo, pues posee señal de WIFI en todo el establecimiento, o como lugar donde mantener una reunión en un entorno tranquilo, agradable y bien situado, o sencillamente, es el rincón donde relajarte y tomar un baño y un refresco después de un largo día de excursión.

Es muy probable que te encuentres en “el Europeo” con grupos que están en Nicaragua por una actividad de formación, o que estén intercambiando experiencias de trabajo del tercer sector, o jóvenes americanos que desarrollan cliniques de sensibilización.

Señalar la amabilidad de todo el personal del hotel , empezando por el equipo de gerencia, especialmente competente y gran conocedor de las diversas posibilidades que la ciudad y el país ofrece, sin olvidarnos de los encantadores profesionales del bar/comedor "El Rancho", enseguida te hacen sentir como en casa mientras degustas deliciosas recetas locales.

En definitiva, te gustará el hotel europeo de Dianova, si huyes de los hoteles impersonales o excesivamente grandes; te gustará este rincón relajante en pleno centro urbano de Managua porque se respira un ambiente tranquilo y sobre todo, te cautivará su jardín tropical en el que cada mañana te despertarás con el canto de los pájaros…todo un lujo.

Además, los beneficios del hotel se destinan íntegramente a la financiación de proyectos sociales, qué más podemos pedir.

Desde España, Margarita Alvarado García.